Escalada de los precios de los combustibles fósiles

Los precios de los combustibles fósiles han comenzado una escalada en los últimos meses que los sitúan en camino de alcanzar récords históricos para todos ellos. Y las previsiones dibujan un incremento cada vez más marcado ya a corto plazo. Analizamos cómo se presenta la situación para el petróleo, el gas y el carbón.

El petróleo supera los 80 dólares

El precio del barril de Brent, de referencia para Europa, ha repuntado este lunes un 2,3%, hasta los 80,5 dólares por barril, lo que lo sitúa en su máximo en los últimos cuatro años. Esta subida está marcada por la decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de no incrementar su producción. Pese a la petición de Estados Unidos de incrementar el bombeo de crudo para bajar los precios, la OPEP se ha mostrado reacia a aumentar la producción.

Los analistas temen que los principales productores de petróleo estén ya bombeando al nivel cercano de su capacidad máxima, por lo que la situación podría agravarse cuando a partir de noviembre entren en vigor las sanciones impuestas por Estados Unidos a Irán y se pueda ver afectada la cuota de exportación.

 

Diferentes expertos apuntan a que la probabilidad de un incremento momentáneo de los precios y una crisis petrolera como la de 2008 está más presente.

 

El gas, en la senda del récord histórico de precio

Si el petróleo está al alza tampoco el gas natural se queda atrás y las tarifas alcanzan ya un récord histórico. Se prevé que el próximo 1 de octubre se materialice una subida de entorno al 8%, llegando a valores históricos en España. Detrás de este incremento del precio parece estar la fuerte demanda de China, que se encuentra inmersa en una plan de sustitución del carbón por el gas natural y ha disparado el consumo.

En el caso del gas, el incremento se materializará directamente en las Tarifas de Último Recurso (TUR), que afectarán al 21% de los consumidores que tienen este tipo de tarifas. El resto que permanecen en el mercado libre tienen normalmente precios fijos durante un año y no apreciarán este incremento por el momento.

 

El precio del carbón se cuadruplicará en 2030

 

Tampoco se libra el carbón, y el Acuerdo de París para reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera motivará que el precio del carbón llegue a duplicarse ya en 2021 y se multiplique por cuatro de cara a 2030. Así lo recoge un informe de la organización Carbon Tracker.

El aumento del coste, que podría alcanzar los 55 euros por tonelada, ajustándose a los protocolos marcados por el acuerdo, provocarán que el proceso de producción de carbón no sea rentable. Además este incremento del precio de producción irá en aumento para evitar que se utilicen este tipo de carburantes contaminantes, factores claves en el cambio climático y en la contaminación del planeta.

Este análisis apunta a que el precio de la tonelada de carbón puede alcanzar los 15 euros en el segundo semestre de 2018, los 20 euros en 2019 y entre 25 y 30 para 2020 y 2021.

 

Con este panorama sobre la mesa, hay quien aún se cuestiona que sea el momento de apostar por las energías renovables y respetuosas con el medio ambiente.