El pellet de madera certificado, garantía de calidad y de precio… y mucho más.

Hemos hablado mucho en este blog sobre las cualidades que representa el pellet de madera certificado como garantía de sostenibilidad medioambiental y económica. En este último caso, poniendo el foco en los beneficios económicos para el país en su conjunto y el mundo rural en particular. Generación de empleo y de una economía local que crea riqueza y facilita la fijación de población en el territorio, y la reducción de la dependencia energética exterior; entre otros muchos.

Sin embargo, otro aspecto relevante del pellet de madera; ha sido como este se ha convertido en la solución para muchos consumidores ante el crecimiento del peso del coste energético en los hogares. Todo ello, sin que hayan existido políticas serias de apoyo y fomento de esta tecnología, ni siquiera en el marco del debate político sobre un problema tan grave como la pobreza energética. Discutiendo más, como reducir el precio de la electricidad y el gas, sin dar otras alternativas ya más baratas.

 

El pellet de madera certificado una solución barata y estable para cubrir la demanda térmica en los hogares

Al margen de las políticas energéticas, un gran número de consumidores han ido optando por la estufa de pellet como medio alternativo y más económico frente a los sistemas de climatización ya existentes en sus propios hogares. Y cada vez más, es la solución elegida cuando se opta por cambiar los sistemas de climatización obsoletos. A la opción más económica de las estufas de pellets de madera, se van incorporando cada vez más, calderas individuales y colectivas que incluyen el ACS (agua caliente) o sistemas como las redes de calor.

Esta situación se ha visto favorecida por la caída de precios de los pellets de madera durante el periodo comprendido entre 2015 y finales de 2017, tal como se puede observar en la evolución del coste de los pellets de madera en diferentes formatos desde 2012. Esta caída de precios se vio provocada en gran parte por el desplome de la demanda frente al crecimiento en la producción. Generando un exceso de existencias en las plantas de los productores; que tuvieron que reducir los precios de venta, a costa en muchos casos, de pérdidas que llevaron al cierre de algunas plantas de producción durante estos años.

 

Evolución de precios medios cuatrimestrales en €/tonelada del pellet de madera en diferentes formatos. Fuente AVEBIOM.

 

2018 fue un año en que el sector empezó a recuperarse con el crecimiento de la demanda, al ritmo que crecía la producción. Esto permitió la recuperación de los precios que habían existido hasta 2015, situándose ya a finales del 2019, ligeramente por encima de los precios previos a la caída.

A pesar de la tendencia alcista de los últimos meses de los precios de los pellets de madera, aún se sitúan en una posición muy competitiva frente a otras fuentes de energía más habituales para cubrir la demanda térmica en los hogares. Tal como se puede observar de la comparación de la evolución semestral del coste de diferentes fuentes de energía. El precio del pellet de madera no solo se mantiene como el suministro más barato, si no que se mantiene como las más estable frente a la variabilidad de los precios de la electricidad, el gas natural o el gasóleo de calefacción.

 

Coste €/kWh de diferentes fuentes de energía para cubrir la demanda térmica doméstica en España. Fuentes: EUROSTAT, AVEBIOM

 

La fuerte dependencia exterior de los combustibles fósiles, y parte de la producción eléctrica; los hacen fuertemente dependientes de las coyunturas políticas y económicas mundiales. Produciendo una fuerte variabilidad incontrolable incluso en el margen de semanas o días. En el caso de la energía eléctrica, esta variabilidad a su vez se ve acentuada incluso a nivel horario, por el modo de conformación del precio del mercado eléctrico y de los peajes fijados, utilizados en algunas tarifas. Es de destacar además la fuerte dependencia que tiene el coste de la electricidad o el gas natural, en función de el consumo total, que en el caso del pellet de madera es mucho más reducido (precio del saco frente al palé o cisterna a granel)

 

¿Qué factores afectan al precio del pellet?

En cuanto al precio del pellet de madera en España, se da la paradoja de que el crecimiento de la demanda ha provocado a su vez un aumento en los costes de la materia prima forestal; por otra parte, abundante en nuestros bosques. Todo ello en en un contexto en el que el mercado del pellet de madera y la industria maderera en general; aun sufre la desincentivación por parte de las políticas forestales y energéticas existentes.

Y hablamos de desincentivación por parte de las políticas públicas, porque a pesar de que España es la tercera superficie forestal, y con un mayor nivel de crecimiento de su superficie forestal de Europa; se encuentra en la octava posición en cuanto aprovechamiento forestales y madereros. Y esto no es solo debido a la falta de incentivos si no a las múltiples trabas que existen; que impiden dar una solución a los múltiples problemas que acarrea el sector forestal español (abandono rural, pérdida de calidad y aumento de enfermedades en las masas forestales, incendios forestales, etc.).

Esta falta de una política forestal con amplitud de miras, nos deja sin una de las herramientas más útiles para resolver los problemas que cada vez más están en el foco del debate público; desarrollo rural (con una industria y economía local), lucha contra el cambio climático (mediante el aumento de los sumideros de carbono forestales), adaptación al cambio climático (también de nuestras superficies forestales), y la transición hacia la descarbonización de nuestro sistema energético (biocombustibles sólidos forestales) y de la economía en general (bioeconomía y economía circular).

En lo que respecta al sector del pellet, esta ausencia de política forestal conlleva la falta de aprovechamiento de la materia prima que se encuentra abandonada en nuestros bosques, lo que provoca un aumento de sus costes cuando su demanda crece, que a veces termina trasladándose al consumidor.

 

Europa nos muestra el camino; políticas que favorezcan la industria forestal e incentivos fiscales

Pero a pesar del aumento del coste de la materia prima forestal, junto con el aumento de los costes laborales y energéticos que se vienen produciendo en nuestra economía; es de destacar como los precios en España se sitúan a la par o muy por debajo de otros países de nuestro entorno con sectores forestales mucho más fuertes.

Países como Alemania, Francia o Austria, con un mayor desarrollo de la industria forestal y del mercado del pellet de madera, muestran precios del pellet a granel por tonelada por encima o muy parecidos a los precios existentes en España. Sacando el IVA de la comparativa, que en el caso de Francia es un 10%, Alemania un 7% y Austria un 13%, la comparativa es aún más favorable a España donde aún se mantiene aún, un tipo del 21%. Solo Austria parece ser más competitiva, aunque con precios muy similares, si no se tiene en cuenta que en el coste medio recopilado en España se incluye el transporte de hasta 200 km. En el caso de Alemania, por ejemplo, solo se contabiliza un transporte de 50 km.

 

 Precio pellet de madera (€/t) camión completo a granel en 2019. En el caso de España se incluye un transporte de 200 km, y en el caso de Alemania se incluye un transporte de 50 km. En los valores de Francia y Austrias no se ha podido identificar. Fuentes: AVEBIOM (España), Ministerio para la transición ecológica de Francia – Pégase solo hasta el tercer trimestre (Francia), DEPV (Alemania), Propellets (Austria)

 

En la comparativa no se ha podido incluir países como Portugal e Italia, al carecer de datos estadísticos públicos fiables. Sin embargo, cualquiera puede comparar los precios precio en las webs de grandes superficies más conocidas, y aunque no puede asegurarse su representatividad, si hacerse una idea de la situación.

En el caso de Portugal, con una producción de pellets de madera que duplica la española, los precios aunque ligeramente más baratos, son muy similares aun sin tener en cuenta que el IVA allí aplicado es de tan solo un 6%.

Mientras que, en Italia, el mayor consumidor de pellets domestico de Europa que tuvo una política de incentivos fiscales hasta el 2015 (IVA reducido), y donde la mayor parte de su demanda es cubierta por importaciones de otros países, el precio se sitúa muy por encima del precio en España. Aunque en el caso de Italia, es el uno de los países de nuestro entorno con un IVA en la actualidad superior, el 22%.

 

Estabilidad y un gran potencial de mejora si los gobiernos actúan

En aquellas situaciones en las que cubrir la demanda energética mínima necesaria, presenta ya de por si dificultades; cualquier aumento en los precios siempre agrava la situación. No hay que olvidar el importante peso que tiene la demanda térmica de calefacción sobre las necesidades totales de los hogares. Sin embargo, el pellet de madera sigue siendo la opción económica más barata y estable frente al resto de fuentes energéticas. Y la vía para reducir el peso del coste energético en la economía domésticas con dificultades.

Sin olvidar el gran potencial existente, en cuanto a materia prima local, y el importante papel que puede jugar los pellets de madera en una política forestal y energética enfocada en hacer frente a los retos a los que nos enfrentamos; como el desarrollo rural, mitigación y adaptación al cambio climático y descarbonización del sistema eléctrico y de la economía.

Garantizar el poder cubrir la demanda térmica, en especial en invierno; mediante un suministro energético a un precio económico, es factible mediante la aplicación de un tipo de IVA reducido a la que ya es la fuente energética más estable y económica para cubrir la demanda térmica doméstica, los pellets de madera certificados. Junto con esta política ya aplicada en los países de nuestro entorno; los incentivos y ayudas para la instalación con garantías de los equipos (estufas, calderas, etc.), asegurarán el desempeño óptimo de estos y su seguridad.

Un tipo de IVA reducido para los pellets de madera certificados no solo supondrá un apoyo fundamental para los consumidores; si no que será un incentivo para la valorización de la materia prima abandonada en nuestros bosques, y el aprovechamiento de los subproductos generados en las industrias de transformación de la madera.

 

 

Fernando Hernández Cuadra

Secretario técnico de Apropellets y consultor energético