Economía circular

Economía Circular se escribe con P, de Pellet

Uno de los pilares sobre el que se asienta un sistema de economía circular es el de los bioproductos. Con el fin de encontrar alternativas a los productos derivados del petróleo y demás formas de energía tradicionales, esta opción se configura como una de las más sostenibles.

La biomasa, el pellet de forma especial por su proceso y valor añadido, es una materia orgánica que tiene un origen vegetal, la biomasa ha servido como recurso energético desde hace siglos, declive vino determinado por la normalización de la energía fósil. Hasta hoy, en que el encarecimiento del petróleo y el cambio climático han animado a reunir fuerzas en búsqueda de una fuente de energía limpia y renovable.

En materia energética la biomasa, pero muy particularmente el pellet es sinónimo de Economía Circular.  Es tiempo de desterrar el actual modelo de producción y gestión de recursos, bienes y servicios basado en en consumo de combustibles fósiles y enfocado a un consumo a corto plazo que está llevando al planeta a una situación insostenible.

En la naturaleza nada termina en un 'vertedero' sino que todos los elementos vuelven a ser aprovechados de una manera continua y son reutilizados para su aprovechamiento en distintas etapas. La economía circular busca no dar la espalda a la naturaleza y procura un acople con su ciclo.

En un torbellino de fabricación descontrolada de combustibles “sucios”, la economía circular pone el foco en prácticas habituales en tiempos pasados y que han quedado relegadas, que permite encontrar una segunda vida a los productos. Este concepto conecta directamente con la necesidad de refrabricar… y es que el proceso del pellet se acerca más a una refabricación y reutilización que a una primera factura.

La compra verde de combustibles sostenibles y el esfuerzo de los fabricantes, así ocurre con los asociados de Apropellets, porgarantizar la sostenibilidad de sus procesos hará todo lo demás.