Cómo acertar en tu compra de pellets

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

 

Actualmente, las estufas de pellet se han convertido en una de las mejores alternativas como fuente de energía sostenible, y esto ha provocado que se duplicara su demanda en los últimos años. Y como con todo lo que funciona, ante la creciente demanda, surgen nuevos proveedores y, con ellos, una gran variedad de tipos de pellets en el mercado. Y ante tanto donde elegir, es necesario saber en qué debemos fijarnos para obtener el mejor.

Uno de los principales aspectos a tener en cuenta, son los certificados de calidad tanto en el proceso de fabricación como en el de distribución, el pellet debe cumplir una serie de requisitos mínimos de calidad, como, por ejemplo, que la madera utilizada sea virgen, sin ningún tipo de tratamiento. Y para saber que el producto no ha sufrido ningún tratamiento nos debemos fijar en los sellos de garantía que  son los que verifican que estas características se cumplen. Entre ellos encontramos:

 

  • El sistema de certificación de calidad ENplus(el más común en nuestro país) implantado por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (AVEBIOM)
  • El sistema de certificación de calidad DINplus, de la matriz de certificación alemana DIN CERTCO.

 

Además, la norma Europea EN 14961-2 para pellets no industriales, establece tres niveles de calidad según sus características técnicas:

  • Clase A1. Madera de origen forestal y residuos de madera sin tratar químicamente con bajos contenidos en cenizas, nitrógeno y cloro.
  • Clase A2. Pellets con contenidos en cenizas, nitrógeno y cloro algo mayores que en la clase anterior.
  • Clase B. Permite también utilizar madera que proviene de reciclaje.

 

En el caso del certificado ENplus, verifica las mismas características que la norma Europea (A1, A2, B) y se aplica tanto a productores como a distribuidores, mientras que el DINplus solo certifica la clase A1 y los productores.

No obstante, no todos los pellets que nos podemos encontrar en el mercado contienen sello de calidad. Existen muchos otros con diferentes calidades sin que la falta del sello signifique que el producto sea de peor calidad, solamente que no hay un organismo supervisor que garantice el cumplimiento de unos requisitos técnicos de fabricación y/o distribución. En estos casos, deberemos fijarnos en las características físicas del pellet y en su etiqueta. Deberá tener un color uniforme brillante y una estructura compacta y sin polvo, además de una densidad superior a la del agua. En cuanto a etiqueta, deberemos fijarnos en el porcentaje de cenizas, ya que cuanto mayor sea, mayor será también el mantenimiento que necesitará el aparato; en que el porcentaje de humedad sea inferior al 10%, cuanto mayor sea este, menos calor emitirá; y en que la capacidad calorífica supere los 16,5 MJ/kg.

Si seguimos estos pasos conseguiremos el pellet deseado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *